Archivo de la etiqueta: libros

El tiempo no pasa en balde

Hoy, precisamente hoy, vamos a publicar una entrada sobre libros, sobre autoras que nos arrancaron carcajadas hasta hacernos llorar de la risa y sobre cómo el tiempo no pasa en balde, para nadie. Porque hoy, precisamente hoy, tenemos tal sensación de ascopenatristezaimpotencia que buscamos refugio en lo que (casi) nunca falla: los libros.

A lo que íbamos.

En otra entrada ya os hablamos por encima de Katie Macalister y sus dragones, y como la cosa está como está, nos lanzamos a leer una serie nueva de ella, que la teníamos como abandonada. ¿Qué mejor que echarnos unas risas para desconectar? Nada mejor que eso, así que nos lanzamos y… menudo chasco. La serie en concreto es la de Ainslie Brothers, cuyo primer título es The Importance of Being Alice (juega con el título de la obra de Oscar Wilde, The Importance of Being Earnest).

Ainslie Brothers Katie Macalister

The Importance of Being Alice

La situación:

El novio/prometido de Alice la deja plantada y la echa de casa a las puertas de un viaje fluvial por Europa que culminaría en su boda, y como está hecha polvo, su mejor amiga le dice que se vaya de viaje. Total, lo ha pagado y el rastrero de su ex ha dicho que no iba. Por su parte, dicho ex habla con un antiguo compañero, Elliot, el octavo barón Ainslie, y le ofrece su billete. Total, lo ha pagado y la pirada de su ex no va a ir, así que disfrutará de la paz que necesita para terminar su novela.

Suponemos que ya sabéis en qué va a acabar esto, ¿no? Exacto, en situaciones hilarantes. Una detrás de otra. Tal vez demasiado juntas… Y aquí es donde reside el problema, claro. Lo primero, ese amor a primera vista (deberíamos decir a primer polvo, pero somos recatadas y tal); segundo, la incredulidad que te provocan ciertas situaciones; y tercero, lo poco que evolucionan los personajes, porque todo transcurre en un par de semanas a lo sumo.

No nos malinterpretéis, el libro cumple con su cometido a la perfección, pero le falta algo. ¿Madurez? ¿Desarrollo? Un poco de ambas cosas, tal vez. Pero ¿y si el problema no está tanto en el libro como en nuestra percepción? ¿Habríamos disfrutado de él mucho más hace cinco años? ¿Diez? ¿Habríamos dicho que es genial o también nos habría parecido tan solo entretenido, de los libros que lees sin prestarles demasiada atención para echar el rato?

A lo mejor, tal como hemos titulado esta entrada, el tiempo no pasa en balde, ni para las lectoras como nosotras ni para las historias.

El tiempo no pasa en balde fue modificado por última vez: octubre 11th, 2017 por Moonmates

Magia potagia

Ah, qué recuerdos de la niñez. Esos trucos de magia que nos dejaban maravilladas… Esa frase de Juan Tamariz que nos sigue acompañando con su preciosa (ejem) rima. Magia potagia. Porque de magia vamos a hablar. Bueno, vale, vamos a hablar de libros, pero de libros con magia. ¡Mucha magia! Potagia o de la que sea.

Imagen de Juan Tamariz

Juan Tamariz

¿Seguís leyendo después de esta foto? Así nos gusta, valientes hasta el final…

El asunto es que buceando por Amazon (y no es por hacer publicidad), encontramos un montón de libros gratis, sin necesidad de la suscripción mensual. Suelen ser el primer libro de una serie/saga, a modo de anzuelo para enganchar al lector y que compre los siguientes. Como mucho de lo que leemos está en inglés y no anda la economía para derrochar en pruebas, lo agradecemos enormemente.

Magia y humor

Pues bien, hemos comprobado a lo largo del tiempo que hay una proliferación de series/sagas que llevan el tema detectivesco un pasito más allá de lo que os comentábamos aquí y le añaden una buena dosis de magia. Así nos encontramos aprendices de brujas metidas a detectives aficionadas o a dueñas de librerías, con la trama aderezada con la presencia de hombres lobo, vampiros, hadas o cualquier otro ser fantástico que se os ocurra. Eso sí, todo bien aderezado con mucho humor. Y un puntito surrealista. Vale, un puntazo.

¿Es una novedad? Pues la verdad es que no. Ya en tiempos remotos (¡Nostalgia total y absoluta!) nos entreteníamos con las aventuras y desventuras de Aisling Grey, heroína de la saga del mismo nombre publicada por Katie MacAlister. Con spin-off, por cierto. Y menudo spin-off… Mmm, ahora que la traemos a colación, vamos a tener que seguirle la pista… A lo que íbamos, que no es novedad, pero sí que se ven muchas más. O tal vez las veamos por la sencilla razón de que están más accesibles, que os hablamos de los tiempos en los que nos comprábamos libros en papel y los mandábamos a hacer la ruta por los pueblos de España. Y donde se quedaran, pues se quedaron. Pobres. Bien leídos que estaban.

Portada de You slay me

You slay me, de Katie MacAlister

Otra pregunta: ¿son obras maestras de la literatura universal? Pues tampoco. Los hay mejores y peores; unos son estupendos y otros, infumables. De ahí la gracia de poder leerte el primero gratis o a un precio irrisorio (0,99 € es muy habitual). Lo que sí sabemos con seguridad es que como te enganchen, te pasas un rato estupendo abstraída del mundo. A fin de cuentas, esa es la gracia de un libro, ¿no?

Nuestro último

Ahh, la última en llegar a la lista: Annabel Chase con su saga Spellbound. Acabamos de terminar el tercer libro y el cuarto parece que va cogiendo bastante buena forma. La pena es que el quinto todavía no esté y tememos quedarnos con ganas de continuar la historia. A ver qué hace al final.

Portada de Curse the day

Curse the day, de Annabel Chase

Magia potagia fue modificado por última vez: julio 15th, 2017 por Moonmates

De avances y tiempo estival

Hoy sí, aquí está la entrada que pensábamos publicar la semana pasada pero que acabó guardada por el Aviso a navegantes.

Ya hablamos del calor y de lo mucho que apetecen las SIESTAS (nos gusta escribir la palabra así, en mayúsculas, es como que le da más empaque) en esta época del año, cuando el cuerpo se te queda medio tonto y el cerebro… Mejor no hablamos de cómo se quedaría el cerebro de no ser por los aires acondicionados. Que sepáis que tenemos un santoral muy particular: San Google que Estás en las Redes y San Split que Vives Colgado de la Pared tienen un papel preponderante en nuestras vidas. Somos muy devotas. Mucho.

Claro que las SIESTAS son solo una de las cosas que se pueden hacer con temperaturas infernales. También queda la opción de ponerse al día con las series. O leer. Si se tiene algo que llame la atención y enganche a un cerebro con la materia gris medio licuada, claro. Y eso sí que es un problema, al menos para nosotras. Veréis, con este trabajo, nos pasamos el día leyendo. Leemos la historia que tenemos que traducir, leemos la traducción que realizamos, leemos toda la información necesaria (la documentación puede ser o muy interesante o muy tediosa, pero hay que hacerla) y volvemos a leerlo todo para comprobar que está como tiene que estar. Si nos seguís en Facebook, ya sabéis que tenemos unos #dedostraviesos muy activos. Así que, para la lectura que es totalmente de ocio, hemos acabado con un reducido número de escritores. Muy reducido.

¿Vais entendiendo por dónde van los tiros? Reducido número de escritores = pocos libros al año. Y si ya nos hemos leído los que ya han salido en el año, por eso de que vamos al día con las series/sagas, ¿qué nos queda? Tirarnos de los pelos y cerrar los ojos para no ver los capítulos de promoción y demás cosas que publican para despertar la curiosidad de los lectores. Porque no, no nos gusta leer capítulos sueltos. De hecho, nos llevamos un buen chasco cuando creemos que queda más libro y resulta que lo del final son páginas de promoción del siguiente… un siguiente que no saldrá en varios meses.

Hace muy poco, vimos que Ilona Andrews publicaba un avance de White Hot, el segundo libro de la serie Hidden Legacy. También sabemos que J.D. Robb ya ha publicado avances de la siguiente entrega de los libros de Eve Dallas, Apprentice In Death, que saldrá a la venta en septiembre de este año. Y que Mary Balogh tiene prevista la publicación de una nueva serie en noviembre, cuyo primer libro será Someone to love (el primer capítulo está justo al final de último de la serie The Survivor’s Club). Por si fuera poco, estamos suscritas al boletín de noticias de varias escritoras, como Eloisa James, y recibimos un cálido aviso de cualquier material nuevo (avances incluidos).

Portada de White Hot, de Ilona Andrews, en la que se ve a una pareja abrazada con la ciudad de fondo

Portada de White Hot, de Ilona Andrews

Portada de Apprentice in death, de J.D. Robb, con una escena nocturna de Nueva York

Portada de Apprentice in death, de J.D. Robb

¿Por qué nos sometemos a esta tortura? No os creáis, nos lo preguntamos a menudo. Por un lado, queremos saber cuándo saldrán los siguientes; pero por otro, no queremos saber nada del libro en cuestión. Si no nos enteramos quiénes serán los protagonistas hasta abrir el libro, casi mejor.

Así que aquí estamos, estos días con menos calor y el cerebro algo más activo, pero pensando ya en los días de verano con unos días interminables y bochornosos gracias a las últimas tormentas, sin lectura aparente (algún nombre nuevo hay, ahora solo necesitamos las ganas y la predisposición a dejarnos enganchar) y con la tarea de esquivar esa información de más.

De avances y tiempo estival fue modificado por última vez: julio 15th, 2017 por Moonmates