Ah, los estrenos siempre generan un poco de ansiedad, y es lo que nos pasó con este libro, El pícaro de la Quinta Avenida, primera entrega de la trilogía Chicas de Nueva York, de Joanna Shupe.

No tanto por la época, que ya la hemos «vivido» gracias a Lisa Kleypas, sino porque es una autora a la que no habíamos traducido antes, y eso siempre crea un poco de vértigo. ¿Nos costará mucho dar con el tono adecuado? ¿Es muy dada a los juegos de palabras y los dobles sentidos? ¿Usa palabras «raras»? Son cosas que cuando lees los libros, las disfrutas sin más, pero al traducir…

Y la verdad es que nos lo hemos pasado genial traduciéndola. Con sus cosillas, porque la jerga es lo que tiene, pero nos encantó sumergirnos en el Nueva York de aquella época, tanto en los bajos fondos como en la alta sociedad, tan llena de cambios. Y si encima te estás viendo cierta serie de seria plataforma de streaming, pues la disfrutas el doble.

Por cierto, no sabéis (o tal vez sí) la cantidad de capas de ropa que llevaban las mujeres a finales del siglo XIX. Mon Dieu! No sabemos qué es peor a la hora de traducir, la época georgiana o la victoriana, aunque en Estados Unidos no se llamen así.

Si os animáis a leerla, ojalá os guste y disfrutéis como nosotras de la historia de Mamie y Frank.

¡Comparte si te gusta!

Categories:

Comments are closed