O el atractivo de los bajos fondos… Y aquí podríamos hacer unas cuantas bromas con los […]