Reconozcámoslo, quien más y quien menos tiene algún vicio, claro que unos son vicios confesables y […]