Pues sí, ha llegado el momento de contar la anécdota a la que nos referíamos aquí, […]