Todo lo bueno se acaba

Lamentablemente, es una verdad como la copa de un pino: todo lo bueno se acaba. En este caso, son nuestras vacaciones; unas vacaciones más que ansiadas y, para qué andarse con tonterías, más que merecidas después de unos meses sin Sigue leyendo Todo lo bueno se acaba